Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff
Administradores
Moderadores
Últimos temas
Foros Amigos
Mafia Gang Foro Para Adultos
Photobucket
Reconocimientos
♪No Hay Reconocimientos Aun♪
Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario


¡Ficha del Increíble Héroe~!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Ficha del Increíble Héroe~!

Mensaje por Alfred F. Jones el Jue Abr 21, 2011 5:59 am

Nombre Completo: Alfred F. Jones

Apodo/Alias: Siempre se hace llamar a sí mismo “Hero” . Al es para los amigos.

Estatus: Capitán Real.

Raza: Humano.

Sexo: Masculino.

Edad: 18 años.

Orientacion: Bisexual.


Apariencia Fisica:

Es alto, de alrededor 1.77 mts y posee una contextura fuerte, con musculatura a pesar de tener algunos pequeños problemas con cambios de peso debido a lo mucho que come, y que no cubre del todo con su cuota de ejercicio. No es realmente obeso, pero odia que lo remarquen y se pone muy a la defensiva al respecto. Sus brazos son fuertes y sus piernas largas, lo que le da agilidad y fuerza bien combinadas.

En cuanto a rasgos más particulares, Alfred posee la apariencia de un noble. Atractivo, de cabello rubio que parece casi dorado al sol. Lo trae corto y en general más o menos ordenado excepto por un mechón rebelde que sobresale de su flequillo y que prefiere no tocar. Tiene ojos grandes y tan azules que pareces reflejar el cielo mismo. Sin embargo son cambiantes como el mar porque expresan cada una de sus emociones y cuando está realmente molesto, se llenan de furia en un momento. Sus rasgos aniñados que le hacen parecer algo más joven de lo que se supone que es, aunque aquello se disimula un poco porque usa gafas de montura delgada, raros para la época.. En general, posee un especto angelical que se completa con una sonrisa siempre presente. A menudo lo subestiman por esto, y de alguna forma usa aquello a su favor.



Foto:
Spoiler:


Personalidad:

Alegre hasta el punto en que parece que no haya nadie que pueda derribarlo, optimista hasta en las peores situaciones e idealista convencido de que sería capaz de morir por lo que cree y defiende. Son los rasgos más notables a primera vista. Es infantil y despreocupado casi todo el tiempo. Le gusta divertirse y pasarla bien, adora estar rodeado de gente y saca conversación a cualquier persona sin pensar si la otra persona desea hablar con él. Es bastante inocente en varios sentidos, cree mentiras e historias falsas con facilidad y no es la persona con más experiencia del mundo, lo que hace que a menudo lo subestimen.

Es algo egoísta y engreído, lleno de orgullo y convencido de que sus ideas son siempre las correctas y sabe qué es lo mejor para cada uno. Necesita reafirmar esa autoestima con constante atención de las personas. Es ruidoso y llamativo, raras veces pasa de ser percibido y eso le gusta. Es de personalidad fuerte, y si algo no le gusta no se mantiene callado jamás. Es honesto de forma casi bruta, e incluso puede decir cosas hirientes aunque no sea con mala intención. Le resta seriedad a todo y a menudo le llaman la atención por tomar las cosas en broma siempre.

Sin embargo es noble. Está lleno de un constante deseo de ayudar y es muy protector con lo que le importa y las personas en general. No soporta ver el sufrimiento ajeno y es capaz de meterse en muchos problemas solo para ayudar a una persona. Esto no es solo por su deseo de gloria sino porque genuinamente quiere hacer del mundo un lugar mejor, con él a la cabeza, claro. Piensa que nada es imposible si realmente se intenta y esto es como un mantra suyo, lo que impulsa su optimismo extremo.

No se molesta casi nunca en leer la atmósfera, y no cae en cuenta de las cosas con rapidez. Tampoco lee emociones y sentimientos ajenos, no capta ironías ni indirectas, pero es más porque no le interesa hacerlo que porque no pueda realmente. Piensa que si algo es importante, se lo tendrás que decir de frente. A pesar de ser tan despistado, sí le importa lo que los demás opinen de él, mucho. Tiene episodios donde siente que la gente lo odia y no está tan alejado de la realidad puesto que nadie puede seguirle el ritmo a su personalidad y no tiene verdaderos amigos.

Tiene muchos rasgos infantiles. Hace muecas, pucheros y es capaz de hasta armar rabietas. Es bastante caprichoso en ese sentido, y también algo ingenuo.

No le gusta mostrarse débil. Es orgulloso como él solo por lo que si se siente triste o dolido lo oculta con una sonrisa, aunque alguien que lo conozca bien se dará cuenta. Tampoco puede admitir cuando no es capaz de hacer algo.

Le gusta hacerse cargo de todo y actuar como líder, hasta el punto de a veces sobrecargarse. Quiere llevar el peso del mundo en sus hombros y cuando no lo logra se frustra y se enoja consigo mismo. Odia que lo subestimen, lo que ocurre a menudo, y por eso se esfuerza siempre en mostrar de lo que puede ser capaz y probar que se ha ganado el lugar donde está ahora.

Aun con todo, incluyendo defectos, es muy leal. Nunca abandonará a un amigo en necesidad y con las palabras correctas, es un apoyo incondicional a una causa que considere justa.



Gustos:

• La comida, se da gustos a cada rato incluso en altamar. No tiene lo que se podría llamar un paladar exquisito, pero come de todo.
• La gente. Siempre adora estar rodeado de personas y ser el centro de atención. Los halagos también lo conquistan.
• La justicia. Es un idealista en extremo que cree que el bien siempre tiene que triunfar y aquellos que cometen crímenes deben pagarlos.
• Las fiestas. No es de buena resistencia alcohólica, pero le encantan las celebraciones con diversión y mucha comida.
• Que le reconozcan y admiren. La mitad de las veces busca hacer proezas para recibir crédito.
• El cielo. Siempre dice que le encantaría que su barco navegue por el cielo en vez de por el mar.
• Aunque pocos lo creyeran, es un ávido lector, pero solo de historias de fantasía. Le encantan los cuentos, y de ahí sacó su idea de que debe haber un final feliz para todo. También lee de suspenso.
• Montar a caballo. Cuando está en tierra firme no pierde oportunidad de ir en uno.



Disgustos:

• La mentira y el crimen.
• Los piratas. Obviamente aquel que lo sea será visto como enemigo a sus ojos.
• Por su trabajo protege a los nobles, pero no le agradan realmente. Piensa que estos se regodean demasiado en gloria y riquezas.
• El té. Lo aborrece.
• Que lo contradigan o no acepten su opinión. Con su tripulación una orden suya es irrevocable, y con otras personas seguirá empecinado en decir que tiene la razón hasta el final.
• Que no le presten atención. Cuando no lo escuchan, no lo toman en cuenta o sencillamente lo ignoran, se pone bastante caprichoso.
• Perder. Es competitivo hasta el final, y es capaz hasta de meterse en las apuestas más arriesgadas. Detesta equivocarse y le cuesta mucho pedir perdón.




Fortalezas/Habilidades:

Gran fuerza física. Es capaz de levantar muchas veces su peso sin mayor esfuerzo y por largos periodos de tiempo. Por lo mismo, también es ágil y bueno para el combate cuerpo a cuerpo.
Su intuición raras veces le falla y siempre se deja guiar por ella. Tiene una buena suerte casi increíble, y se salva de más de un problema por mera casualidad.
Su optimismo y perseverancia prevalecen hasta el final y nunca dará una causa por perdida no importa qué tan mal se vean las cosas.
Poniendo su mejor expresión le es fácil derretir a las personas y si eso no funciona, insistirá hasta convencer a la persona más terca de lo que quiere. Tiene esa clase de personalidad que hace parecer que es capaz de llevarse al mundo por delante sin problema.


Debilidades:

Así como es bueno para pelear a puño limpio, cuando se trata de espadas suele estar en desventaja porque no tiene técnica. Un peleador bien entrenado no tardaría mucho en desarmarlo.
Puede elaborar estrategias, pero raras veces lo hace. Prefiere el enfrentamiento frontal y por eso es incauto y fácil de ser emboscado.
Como no es diestro analizando situaciones, es fácil de engañar.
El miedo a cosas sobrenaturales o de terror lo paraliza completamente en situaciones siniestras.
Es tan orgulloso que odia necesitar ayuda y raras veces la pide, lo que ocasiona problemas.
No sabe cuándo rendirse y puede sobrepasar su propio límite, lo cual es arriesgado.
Sin gafas, no puede ver bien, y eso le quita muchísima eficacia.


Historia:

Nació en el continente americano, su padre era un inglés que trabajaba como mercader y que terminó relacionándose con una colona nativa de allí. Aunque fuera algo insólito para la época, comenzaron una familia propia, y aunque era n hogar pequeño y había que trabajar arduamente para conseguir el pan de cada día, fue un lugar armonioso por mucho tiempo. A Alfred pronto se le unió un hermano, y fueron criados con mucho amor pese a que él era el que recibía la mayoría de la atención desde temprana edad. Su padre en especial le contaba toda clase de historias fantásticas que lo dejaban fascinado y con sed de aventuras. Fue él también quién le inculcó los valores que defiende hasta el día de hoy, de lealtad, nobleza y honradez, mientras su madre le inculcó el amor a su tierra nativa y las ansias de libertad.

Sin embargo la paz no duró para siempre, porque pronto a ese asentamiento que tenía algunas riquezas atrajo a los bandidos del mar, piratas de mala muerte que no dudaron en masacrar a los pobladores del lugar para llevarse un buen botín. El padre de Alfred se unió a la resistencia contra los criminales, pero pronto fue muerto. Un incendio fue iniciado para no dejar rastros del pueblo, pero afortunadamente su madre fue capaz de huir con ambos niños en brazos, teniendo que vagar bastante antes de encontrar otro pueblo que no hubiera sido víctima de los saqueos. Ella cayó enferma debido a haberse agotado en extremo, y comprendió entonces que no podría lograr salvarse sin dejar atrás a los pequeños. Hizo un sacrificio y se desprendió de ambos. Una noble que la vio en tan mal estado se apiadó de ella y ya que siempre había querido un hijo, le prometió cuidar a uno de ellos como si fuera su propia sangre. El otro, Alfred, terminó en manos de un mercader de actitud similar a su padre biológico, y que incluso intentó ayudar a su madre, pero ya era muy tarde para ella.

El hombre que lo acogió juró no dejar que la muerte de la mujer fuera en vano y protegió al niño, llevándolo consigo a Inglaterra. Lo educó junto con su esposa, criándolo como a su propio hijo. Alfred creció sintiendo que no estaba en el lugar donde pertenecía realmente, y le compartía esta inseguridad a sus padres a menudo. Siempre mostró esa personalidad tan diferente a sus pares británicos, y por alguna razón se sentía algo atrapado en una tierra tan pequeña que ofrecía pocas oportunidades para una persona común.

Sus protectores intentaron mantener acallado el pasado del muchacho porque querían que empezara de cero, pero finalmente cuando cumplió quince, le revelaron la verdad de sus padres y su historia. Fue entonces que todo encajó para él, y decidió que quería hacer algo extraordinario, demostrar sus propias capacidades y a la vez, quizá, encontrar algo por lo que realmente se sintiera apasionado. Encontró su escape en el mar, y en la creciente ola de piratería que se estaba comenzando a presentar. Les guardaba rencor por lo que le hicieron a su familia, y se alistó para combatirlos. Comenzó alistándose en una pequeña tripulación real, escalando de a poco y encontrando muchas dificultades en el camino. Viajó bastante, eso sí, y conoció lo cruentas que podían ser las batallas. Aprendió a pelear, manejo de armas, y aunque se ganó más de unas cuantas heridas de gravedad, nunca se quejó ni pensó en rendirse. Gracias a ser terco como él solo y con un temple de acero una vez que se proponía algo, consiguió un puesto como segundo del Capitán a los diecisiete años. De alguna forma logró conservar su forma de ser a pesar de los crímenes que vio, aunque tuvo que reprimir bastante dolor.

Sin embargo, fue en una batalla con una tripulación de piratas especialmente brava que su Capitán fue herido de muerte. Lograron sobrevivir unos cuantos, entre ellos él, y luego de un debate largo de los altos mandos fue designado con el cargo de su antecesor, aunque con menos hombres a su cargo. Esto no lo desanimó en absoluto, sino que optimista volvió a emprender un viaje, ganándose de a poco el respeto de su gente y haciéndose de una pequeña reputación que decía que su grupo de cuarenta hombres valían como cien. Hoy en día está decidido a no descansar hasta que el mar deje de estar plagado de piratería, y al mismo tiempo, quisiera poder encontrar la forma de sentirse en paz consigo mismo y encontrar el lugar donde pertenece.


Otros Datos:

• En una de sus botas lleva siempre una navaja en caso de emergencia.
• Le encanta la música. Es algo que lo mantiene tranquilo.
• Le gusta dibujar garabatos en cualquier superficie, aunque estos sean deformados.
• Aborrece el frío.
• Le encantan las estrellas. Sabe todas las constelaciones y es una gran ayuda para ubicarse cuando en altamar.
• Le fascina también la mitología. A sus ojos son como historias intrincadas que podrían o no ser verdad.
• Piensa que hay vida en otros planetas y está empecinado en convencer a los demás de que es cierto.


avatar
Alfred F. Jones

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 18/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Ficha del Increíble Héroe~!

Mensaje por Antonio Carriedo el Jue Abr 21, 2011 6:47 am

¡Ficha Aceptada!

Puedes comenzar a Rolear~

_________________
avatar
Antonio Carriedo

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 17/03/2011
Localización : En La Mar Me Podrás Encontrar~

Ver perfil de usuario http://insideofmy-mind.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.